martes, 5 de abril de 2011

Guacamole

La palabra guacamole proviene de la palabra azteca "Ahuacamolli", que se compone de las palabras "Ahuacatl" (aguacate)  y  "molli" (salsa). Según cuenta la historia azteca el dios Quetzalcoatl les dio esta receta a los Toltecas. La receta se intentó traer a España pero el hecho de que fuera difícil conseguir aguacates de las plantaciones de la península, hizo que se convirtiera en un alimento exclusivo para unos pocos.

El guacamole tiene un alto valor calórico pero también contiene una gran cantidad de vitaminas, en especial la E; minerales y aminoacidos. Los aztecas creían que era afrodisiaco, de echo las mujeres tenían prohibida la recolección del aguacate por asemejarse su forma a la de los testículos.

Esta salsa se come acompañando a unos nachos o los auténticos totopos. También se puede usar para acompañar carnes. Hay miles de recetas para hacer el guacamole, os pongo la que a mí más me gusta y os indico algunas modificaciones que podéis hacer para que probéis que os gusta a vosotros.

Receta de guacamole:
Ingredientes,
Aguacate                                          2 unids.
Tomate tipo rama o pera           1 unid.
Cebolla                                              1 pequeña o 1/2 grande
Cilantro
Sal
Zumo de limón
Tabasco (opcional)
Chili (especie de guindilla) (opcional)

Los aguacates tienen que estar maduros. Cuando los compréis en la tienda cogerlos duros si no los vais a usar enseguida. Dejarlos madurar fuera del frigorífico a ser posible. Cortarlos y quitarle el hueso. En un bol machacarlos con un tenedor. Lavar el tomate, cortar en pequeños trozos y añadir. Hacer lo mismo con la cebolla. Picar un par de hojas de cilantro y añadir.




Aliñar con un pellizco de sal y un chorrito de zumo de limón. Se puede poner vinagre pero el limón ayudará a que el aguacate tarde más en oxidarse. El aguacate se oxida enseguida, no os asustéis si se pone negro de un día para otro, no se apuesto malo, pero con el color que coge no es muy apetecible así que os aconsejo hacerlo en el mismo momento de consumirlo.

Con esta receta se consigue un guacamole suave, no picante. Si queréis darle el toque picante añadir chili o unas gotas de tabasco. En algunos países se hace sin tomate y se le pone ajo.

Truco: El cilantro lo venden en casi cualquier tienda pero para mí que se pasan con el precio. Tienes que comprar mucho por 2€ o 3€ y luego no usas casi nada y se acaba poniendo malo. Por el mismo precio o incluso más barato podéis comprar una pequeña planta, así siempre tendréis en casa.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...